Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Cala bonita, un encantador restaurante en la costa de Ibiza

El encantador restaurante costero Cala Bonita lleva muchos años elaborando una comida excelente y recibiendo a muchos clientes felices.
NATIV
14/09/2022

El encantador restaurante costero Cala Bonita lleva muchos años elaborando una comida excelente y recibiendo a muchos clientes felices. Este maravilloso lugar, con su terraza renovada donde los comensales pueden contemplar la belleza natural del Mediterráneo, hunde sus raíces en la historia y la cultura de Ibiza y, en particular, en la zona norte de la costa, en los alrededores de Santa Eularia. Cala Bonita conoce esta zona íntimamente y compartió con NATIV algunos aspectos culturales destacados.

Puig de Missa

Un destino imprescindible para quien quiera sentir de verdad la Ibiza tradicional. El Puig de Missa es un ejemplo destacado de las iglesias fortificadas de Ibiza y Formentera. Construida en el siglo XVI sobre las ruinas de una iglesia que había sido saqueada por los piratas, el emplazamiento de esta iglesia en la cima de la colina ha sido durante mucho tiempo un punto de referencia para los viajeros. Si bien los edificios en sí mismos son realmente impresionantes, la vista desde el Puig de Missa es igualmente espectacular: mirando hacia abajo se aprecia la desembocadura del río y las colinas circundantes hasta la costa. 

Museo Barrau

Parece apropiado que en nuestro número dedicado a la creatividad consideremos esta pequeña y hermosa galería de arte que muestra la obra de Laureà Barrau I Buñol. Originario de Barcelona, Barrau, que se había formado en Francia, Argentina e Italia, visitó por primera vez Ibiza en 1912. Cautivado, se trasladó definitivamente a la isla y se instaló en Santa Eulària. La obra de la galería está protagonizada por la mujer de Barrau y por las personas y lugares de la zona que tanto amaba.
 

Interior de la iglesia de Puig de Misa, en Santa Eulalia del Rio.

El Museo etnográfico

Este maravilloso edificio, una casa de campo de 300 años de antigüedad que es patrimonio nacional, ofrece al visitante la oportunidad de descubrir las verdaderas características que definen la singular arquitectura rural de Ibiza. Arquitectos mundialmente respetados como Le Corbusier elogiaron el ingenio y la creatividad de las soluciones arquitectónicas utilizadas en las viviendas de la isla. Se puede apreciar la sala de estar, la cocina, la bodega, la almazara y el pozo. Además, hay una exposición permanente de ropa, joyas, artículos del hogar, herramientas e incluso instrumentos musicales.

Los mercados

Para conocer el verdadero sabor de Ibiza y la enorme variedad de frutas, verduras y productos locales, como la miel y la mantequilla, hay que visitar los mercados. Todos los domingos, en el Passeig de S’Alamera, el bulevar principal de Santa Eulària des Riu, hay un mercado que ofrece productos de agricultores, productores y artesanos. Por supuesto, también están los mercadillos hippies de Las Dalias y Punta Arabí, donde encontrarás cervezas artesanales, quesos y mermeladas entre los caftanes y los abalorios. También merece la pena acercarse al mercado convencional Es Mercat, en el centro de la ciudad, donde pescaderos, carniceros, ultramarinos y panaderos venden sus productos a diario.

El cine

Quizá te sorprenda saber que Santa Eularia tiene su propio cine. Situado en la calle de Sant Jaume, el Cine Teatro España es una pequeña joya que abre de jueves a domingo. Es moderno y cómodo y ofrece casi todas las proyecciones en versión original subtitulada.