Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Mutis por el logo

Recuerda tu armario hace unos años, todo invadido por logotipos y emblemas de marcas. Vestir sin ostentar anagramas, iniciales ni otros distintivos de diseñadores es ahora el nuevo lujo.
Por Carol López · Foto: @Mint&Rose
27/12/2023

Echemos la vista atrás, a cómo hemos vestido en los últimos seis u ocho años: un buen estilismo no podía entenderse sin la presencia de un estampado de marca o un logotipo bien visible. Iniciales cruzadas, insignias bordadas, figuras y garabatos de cualquier tipo que aludieran de forma inequívoca a un diseñador conocido por todos ha sido durante años sinónimo de poderío en términos de moda.

Las grandes marcas abrieron la tendencia que pronto se convirtió en un mandamiento. Y, como suele ocurrir, de la pasarela a la calle: las pequeñas copiaron a las grandes y ningún fashionista ha osado a vestirse sin ir envuelto en logos de pies a cabeza en un afán por clamar muy claro y muy fuerte su deseo de abrazar el último grito.

Alpargatas, de Mint & Rose. @Mint&Rose

ADIÓS, LOGOS. HOLA, LUJO SILENCIOSO

Pero como suele ocurrir con los lances que hacen cambiar los ciclos de la moda, la saturación ha sido una palanca de cambio. Hemos pasado de la omnipresencia del logo a una vuelta al minimalismo con ecos noventeros: cortes depurados, colores neutros, ausencia de estampados o elementos distintivos de marcas… Todo con materiales de alta calidad y sostenibles. Y aunque los logos jamás desaparecerán por su gran fuerza expresiva en nuestra cultura pop, parece que esta temporada su presencia será menos ostentosa, más discreta, más tímida…

Alpargatas, de Mint & Rose. Bañador de licra ecosostenible, de Wapa (@wapabrand)

CÓMO VESTIR EL LUJO SILENCIOSO

Compra menos y haz que dure. Apuesta por un fondo de armario atemporal con prendas que te acompañen muchos años. En clave pitusa, hay comodines para adaptar la tendencia del lujo silencioso a la playa, a una velada al atardecer o a la pista de baile: una camisa blanca de lino, un short de croché, un vaquero recto, un bañador negro, unas alpargatas en tono crudo, una camiseta de rayas, un bolso bandolera de cuero en color natural o una camisa fresca de manga corta en algodón o lino orgánicos son las piezas clave infalibles.

Camisa y bermuda de algodón, de Loewe.

Comentarios

Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments